fbpx

Amigurumi, el Nuevo Arte Oriental del Ganchillo

amigurumis animales
Indice

¡¿Amigurqueeee?! Me preguntó una de mis mejores amigas, mientras yo me concentraba en conseguir el cierre de tejido perfecto, para una de mis últimas creaciones: una bella conejita amigurumi.

Una vez que te acostumbras a decirlo, no es tan difícil. Vamos a deletrearlo juntas: a- mi-gu-ru-mi. No, era tan difícil, ¿verdad?

Ahora que has aprendido a pronunciar la palabra, es hora de que te cuente un poco más de una de mis grandes pasiones: el amigurumi, un arte oriental, que aunque parece que fuera una de las últimas modas, sus orígenes se remontan mucho más allá.

Los amigurumi son unos increíbles muñecos, que se crean a partir del tejido, específicamente del ganchillo, o lo que en otras latitudes, se llama crochet.

Pueden ser muñecas, animales e incluso objetos inanimados, y su nombre, amigurumi, se forma a partir de otras dos palabras japonesas: la palabra japonesa «ami», que significa punto o ganchillo, y la palabra «Nuigurumi», cuya traducción es muñeca de peluche.

Es decir, que tal vez, nuestras bisabuelas, fabricaban muñecas amigurumi, sin siquiera saber que era un arte oriental ni que hoy sería un boom, tanto en redes sociales como fuera de ellas.

¿Quieres saber más de estas preciosas muñecas de ganchillo? Entonces, no te muevas de ahí, porque te invito a ingresar al apasionante mundo de los muñecos amigurumi, que te prometo que será mucho menos siniestro que “El extraño mundo de Jack”.

amigurumi

Los orígenes remotos de los muñecos amigurumi

Esta forma de arte japonesa es única, porque a partir de unas agujas, hilos y rellenos, puedes crear las figuras y personajes que desees.

Fabricar muñecas no es nada nuevo. Muchas culturas han creado muñecas y juguetes a partir de diversos materiales. Entonces, ¿por qué los amigurumi son tan especiales?

La ciencia aún no tiene una respuesta cierta. Tal vez son especiales, porque observan el mundo con una mirada traviesa. O porque pueden decir “¡te amo!”, sin necesidad de palabras. O porque calman a los niños con problemas de ansiedad. O porque las personas mayores encuentran una actividad gratificante.

Lo que sí es cierto es que son especiales, más allá de los motivos que intentemos imaginar.

Algunos historiadores piensan que el origen de este arte se puede encontrar en China, donde hay registros de muñecas tejidas a ganchillo durante la dinastía Shang.

Y a principios del siglo XVII, gracias al intercambio comercial entre China y Japón, los amigurumi, fueron invitados a traspasar las fronteras, sin necesidad de visa o de pasaporte.

Para los finales del siglo XIX, el amigurumi continuó extendiéndose ampliamente, ya que la forma de tejido continuó ampliándose como técnica.

¿Puedes creer que los famosos guerreros samuráis, esos hombres de honor, utilizaban la técnica del ganchillo para decorar su katana, ropa de invierno, guantes e incluso calcetines?

Pero fue en la década del ´70, con el surgimiento de la cultura kawaii, y su más famosos personaje, “Hello Kitty”, cuando el amor por el amigurumi estalló en el mundo tanto oriental como occidental.

Finalmente, nuestros adorables muñequitos se hicieron populares entre los años 2003 y 2006, cuando incluso comenzaron a circular online miles de patrones  y videos tutoriales para ayudarlo a aprender.

Hoy, el amigurumi es mucho más que una técnica divertida de ganchillo, para diseñar animales clásicos, objetos inanimados y personajes de la cultura pop. 

¿Lista para tejer amigurumi? Entonces, toma nota de lo que necesitarás para comenzar a crear tus muñecos de ganchillo favoritos.

Consejos para crear tus propios amigurumi

Además, de los elementos indispensables para poder tejer tu muñeco de amigurumi, un muñeco único y personalizado, necesitarás tres cosas fundamentales: paciencia, práctica y mucho amor.

Casi todas las partes de un muñeco amigurumi, cabeza, brazos, piernas y cuerpo, se forman tejiendo un círculo alrededor. 

Te recomiendo que utilices la técnica del “Círculo Mágico”, para iniciar tus primeros pasos generando un tejido limpio sin agujeros ni espacios.

Una vez que tengas tu círculo básico, es el momento de aumentar alrededor del círculo con puntos bajos. 

Aumentar las puntadas alrededor de un círculo implica hacer más de un punto bajo en una puntada, por ejemplo, pasar de 6 puntos en el Círculo Mágico a 12 puntos en la próxima ronda, o dos puntos bajos en cada punto. 

El aumento de las puntadas permite que la pieza tejida se expanda hacia afuera en una bola. Una vez que hayas dominado el punto bajo, estarás lista, ¡ya que casi todos los amigurumi se crean con esta puntada básica!

Una vez que hayas tejido muchas rondas para formar parte de una esfera, pronto será hora de disminuir tus puntadas. 

Y por último, una vez que hayas tejido todas las partes del cuerpo de tu amigurumi, deberá unirlas y coserlas.

Para crear muñecos de  amigurumi, deberás aprender a seguir y leer los patrones. Te aconsejo que comiences con algunos patrones gratuitos que podrás encontrar en forma online, y una vez que domines la técnica, ya podrás invertir algunos eurillos en patrones únicos.

amigurumis

Qué se necesita para crear muñecos amigurumi

Ganchillos

Cuando empecé a tejer mis muñecos de amigurumi, utilicé ganchillos de aluminio. Sin embargo, ahora mis ganchos de ganchillo son los que tienen puntas de aluminio con asas de goma.

Son extremadamente cómodos, livianos y ergonómicos de usar y puedo tejer mucho más tiempo usando estos ganchos. 

Tener un mango cómodo es especialmente importante cuando estás tejiendo con ganchillos tan pequeños, porque te permite ejecutar un tejido más apretado con puntadas limpias y menos huecos.

Hilos

Puedes usar hilos de acrílico, que harán más duraderos tus amigurumis. La mayoría de las veces, elijo hilos de algodón, porque es fuerte y lustroso, e incluso hilo de fibras naturales, como lana. 

Tijeras

Invierte en unas buenas tijeras afiladas para hacer cortes limpios en el hilo. 

Agujas

Son muy importante para unir las partes del cuerpo de tu amigurumi. Mi abuela me regaló unas agujas de tapicería con punta doblada, que hacen que levantar puntadas sea mucho más fácil,  ya que no estarás trabajando perpendicularmente en un ángulo recto nítido. 

Estas agujas facilitan mucho la fijación de las extremidades y las diferentes partes del muñeco.

Enhebradores

Otro regalo de mi abuela, porque me facilita pasar el hilo a través del ojo de una aguja. No siempre es necesario, pero siempre es útil tenerlo a mano.

Complementos

Cuando comencé a hacer amigurumi, usé cuentas en lugar de ojos de seguridad.  

Pero, usar ojos de seguridad es mucho más fácil y también son visualmente más atractivos. Siempre fijo los ojos de seguridad cuando casi he terminado de tejer la cabeza, con arandelas de plástico.

Como alternativa a los ojos de seguridad, en caso de que estés haciendo un muñeco para un bebé o un niño pequeño, siempre puedes bordar los ojos con un nudo francés o líneas, por ejemplo, «V» invertida para una expresión kawaii.

Marcadores de puntos

Generalmente siempre deberás trabajar en espiral o rondas continuas cuando tejas un muñeco amigurumi para que no haya costura visible. 

Esto significa que no unes cada ronda con un punto deslizado, por lo que es fácil perder la noción del número de puntadas o en qué ronda estás. 

Me gusta usar estos marcadores de puntada, porque me ayudan a señalar el comienzo de la ronda,  y también para mantener mi puntada en su lugar cuando dejo mi proyecto para tomarme un descanso. 

Relleno

Prefiero el relleno de fibra de poliéster, porque como creo muchos muñecos amigurumi, lo compro en bolsas grandes.

Asegúrate de rellenar tu amigurumi adecuadamente, es decir, utiliza bastante cantidad, para que tu amigurumi no quede flácido, pero tampoco exageres para que tu muñeco no explote.

Todo en su punto medio, como todas las cosas de la vida.

Hilo de bordar

Generalmente lo necesitarás para coser las narices y las bocas, o incluso, para realizar algunos detalles en tu muñeco. ¡Que no te falte el hilo negro de bordar!

Fieltro

Generalmente utilizo fieltro para las narices de mis muñecos, por ejemplo, para darle forma ovalada a las narices, o para el revestimiento de orejas, manos y pies. 

muñecos amigurumi

Puntos básicos de ganchillo para crear amigurumis

La puntada deslizante y el anillo mágico ajustable son los puntos base de cualquier proyecto amigurumi, que además se usa a menudo en la mayoría de los muñecos de ganchillo.

Aumentar y disminuir el ganchillo, es otra parte importante para crear la forma de tus muñecos amigurumi, porque solo a partir de estas dos acciones puedes hacer una forma plana, circular y triangular y esférica,  y también puedes hacer que las muñecas se vuelvan más grandes o más pequeñas.

Hacer cadenas también es genial porque agregan un flujo y un estilo a tu diseño.

Y debes mantener apretado tu crochet en cada puntada. Cuando tejes una bufanda o un sombrero al crochet, no necesitas preocuparte por algún agujero que quede en tu trabajo.

Pero cuando se trata de hacer un muñeco de ganchillo, ese agujerito puede afear bastante el trabajo. Esto es muy importante, cuando llega el momento de rellenar el muñeco.

Al unir todas las partes, el aspecto final de tus muñecas de ganchillo dependerá de cómo las ensambles, especialmente la cara.  Así que en este tramo final, mucha paciencia y amor.

Si te resulta complicado o no se te da bien, siempre puedes optar por crear muñecos de plastilina divertidos.

Por qué disfrutar de los muñecos amigurumis

  • Hay una variedad de diseños: con tantos diseños, seguramente podrás encontrar los patrones correctos para hacer los personajes favoritos de tus hijos y  tus amigos.
  • Tienen un tamaño conveniente: las muñecas amigurumi son perfectas para ocultar regalos o dulces, y teniendo en cuenta su pequeño tamaño, puedes hacer muchas en muy poco tiempo.
  • Excelentes regalos: una oportunidad para mostrar no solo tus habilidades, sino el cariño que sientes por la persona a la que se lo regalas. También puedes optar por regalar fofuchas, y seguro que aciertas.
  • Son coleccionables: ya yo llevo cincuenta en mi colección, y no crece que pare allí.
  • Fortalece la creatividad: este arte para crear muñecos personalizados  desarrolla las habilidades imaginativas, porque combina la habilidad manual y el arte.
  • Fomentan la socialización: el amor por el amigurumi me llevó a unirme a comunidades digitales, que me hicieron conocer a personas increíbles.
  • Pueden convertirse en un hecho cultural: Amigurumi me abrió las puertas a algunos aspectos culturales de la cultura japonesa, que desconocía, como la creación de juguetes kawaii, cuyos significados son increíbles y apasionantes.
amigurumis muñecas

Algunas ideas para crear amigurumis

Muñeco de dinosaurio

El Triásico nunca fue tan tierno. Acurruca tu asesino tiranosaurio toda la noche si quieres.

Un universo de seres increíbles

La imaginación no tiene límites con el ganchillo. Expande tu mundo de seres increíbles, y  que no falten los lobos malos, pequeños y lindos gnomos, dragones, sirenas y hasta una vieja bruja.

Plantas a prueba de inexpertos

Quizás hayas tenido problemas para mantener vivas a tus plantas. Incluso es posible que hayas tenido que despedir para siempre a algunas de tus suculentas, que todo el mundo asegura que “se  mantienen solas”. Pero no pierdas las esperanzas, puedes crear una plantación completa de cactus, que resistirá cualquier cosa.

Conclusiones

¿Sabes que aprendí con el arte oriental del amigurumi? Aprendí que los seres humanos tendemos a ser demasiado autocríticos, y debido a esto, disminuimos nuestros esfuerzos con bastante frecuencia.

Pero aprender una nueva habilidad requiere tiempo y concentración. Esto también ocurre a la hora de crear muñecos personalizados.

Cuando comencé con mis muñecos de ganchillo, no salían tan bonitos como los que podía encontrar en Instagram, pero no bajé los brazos.

Y eso es parte del proceso. Si perseveras y sigues haciendo tus muñecos personalizados, en poco tiempo podrás tejer criaturas increíbles, dándoles tu estilo propio.

Hoy para mí, crear muñecos de amigurumi es como respirar, porque creo que un mundo creativo es un mundo mejor. 

Por eso, quiero compartir mis muñecos amigurumi con tanta gente como pueda antes de dejar este planeta. Este arte puede cambiar vidas, de hecho cambió la mía.

Porque crear es más que solo saber hacer algo. Se trata de aprender, crecer y compartir, de crear nuestros propios mundos, más allá de lo que ocurra a nuestro alrededor. Se trata de crear un mundo lleno de creatividad, positividad y amor. 

Anímate a sacar un billete sin fecha de retorno al país de los amigurumis, porque allí cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia.

¿Qué personaje te gustaría recrear con la técnica del amigurumi?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
error: Content is protected !!

¿No tienes cuenta? !regístrate¡

Crea tu cuenta y coleccióna rasgos y accesorios exclusivos para crear tus muñecos personalizados.

Inicia sesión con tu cuenta

Accede a tu colección de prendas