10 Muñecos de Nieve Súper Originales y Personalizados

como hacer un muñeco de nieve
Indice

♪ ♪ ♪  Hazme un muñeco de nieve, venga, vamos a jugar,  ahora ya no te puedo ver, lo sé muy bien, ¿qué ha podido pasar? ♪ ♫ ♩ ♬

No, me he vuelto loca, pero te puedo asegurar que después de ver más de veinte veces la película “Frozen”, terminarás soñando con muñecos de nieve, palacios de hielos y hermanas que se deslizan en patines con mucha gracia y soltura.

Y la culpa de todo, la tiene mi sobrina de cuatro años, fanática de la historia de las hermanas Elsa y Anna. Aunque sí debo ser honesta, la primera responsable fui yo, porque fui quien le regaló no sólo el DVD de la película, sino los disfraces, las muñecas y hasta las figuritas.

Y el fanatismo siguió creciendo, hasta que escuché su dulce vocecita decirme, tía, ¿y si hacemos un muñeco de nieve?

Pero, ¿esta niña no se ha enterado que vivimos en la Costa del Sol y que no hay nieve a menos que vayamos a esquiar a Sierra nevada?

¿Has querido negociar alguna vez con una pequeña de cuatro años? Ni lo intentes, porque perderás de cualquier manera.

Así que una tarde, en lugar de ir a mi clase de zumba y posteriormente, a tomarme unas cañas con mis amigas, me encontré buscando algunas ideas divertidas de muñecos personalizados de nieve para sorprender a mi sobrina.

¿Tienes una idea de la cantidad de muñecos de nieve que existen? Es que, por si no lo sabías, hasta a Miguel Ángel, sí, el célebre pintor y escultor, en el año 1494, el comisionado de Florencia le pidió que esculpiera un muñeco de nieve en su patio.

Si Miguel Ángel, no se pudo resistir, ¿imagina a esta pobre tía?

Así que si eres una fanática de los muñecos de nieve, o tienes una pequeña que se cuelga de tus piernas, porque desea uno, sigue leyendo.

Porque vas a encontrar mucho más que muñecos con zanahoria como nariz, en esta lista.

muñecos de nieve

Los muñecos de nieve más divertidos y originales que te puedas imaginar

En pocos segundos ingresarás al mundo mágico de la navidad, en el cual uno de sus principales personajes son los muñecos de nieve.

Después de que los descubras, también te contaré cómo realizar tu propio muñeco de nieve y algunos datos curiosos de este simpático personaje.

Tappy Lane Primitives

Estos fueron los primeros muñecos de nieve que saltaron a la vista en mi búsqueda por internet, y me parecieron francamente adorables.

Primero, porque están confeccionados a mano, por una artesana de la tela, que logra que cada uno de sus muñecos de nieve, sean realmente únicos.

Sí, no encontrarás uno igual a otro, porque no están fabricados en serie. Están hechos con paciencia, bordado tras bordado, costura tras costura, para lograr un muñeco único, donde sobresale, una graciosa nariz de zanahoria.

Además, esta artesana de muñecos increíbles, fabrica sus propios tintes a base de productos naturales, como el café y el té.

¿El precio? Bueno, alrededor de 25 euros, pero después de todo, si tenemos en cuenta que tendrás un muñeco de nieve único en el mundo, tampoco parece mucho, ¿no?

Muñeco de nieve con alma de peluche

¿Quién dijo que los peluches siempre tienen que ser osos, perros o gatos? Cortemos de cuajo con la dulzura y sumemos a nuestra colección de peluches este simpático muñeco de nieve.

Su mirada te derretirá, su nariz de zanahoria aplastada es un sello muy personal, y su suave cuerpo, te permite abrazarlo y estrujarlo, tantas veces como quieras.

Definitivamente, sus sesenta y cinco centímetros de altura, impactarán al hombre de las nieves más frío y distante.

Si lo quieres, solo deberás pagar alrededor de 30 euros, y hacerlo tuyo en solo unos clic.

Muñeco de nieve cantante

Si los pequeños cantan villancicos de navidad, ¿por qué nuestro muñeco de nieve no podría hacerlo?

Pero no solo cantará, también tocará en forma impecable el saxofón.

Pero además, este increíble muñeco es muy mono, porque ningún detalle de su vestimenta queda librado al azar, desde la bufanda hasta los guantes y su elegante sombrero de copa.

Un muñeco que es más que un muñeco, es una orquesta entera que no duda en tocar las mejores melodías navideñas, para alegrar cualquier momento.

Y todo por 15,99 euros, casi para no creer.

Muñeco de nieve para la copa del árbol navideño

¿No estás cansada de ver en las copas de los árboles navideños siempre la misma típica estrella?

Es hora de llevar la diversión a nuestro árbol de navidad, y qué mejor que hacerlo con un simpático muñeco de nieve.

Desde la punta de tu árbol navideño, este hermoso muñeco se abrazará al mismo, dándole un toque absolutamente distinto a tu navidad.

Sus brazos de 126 centímetros de punta a punta, te aseguran perfectamente gracias a un abrojo en sus simpáticos guantes.

Y si tu árbol de navidad no es muy grande, y es que todos no vivimos en enormes palacetes, puedes utilizar tu pequeño árbol como si fuera el cuerpo del muñeco de nieve.

¿Su precio? 14,59 euros. Nada mal si quieres sorprender a tu familia con este adorno diferente esta Navidad.

el muñeco de nieve

Un muñeco de nieve de lana tan pequeño como adorable

No siempre debemos dejarnos guiar por el tamaño. Aún cuando sea pequeño, este muñeco de nieve, derretirá el corazón de la persona más fría del mundo.

Tanto su cuerpo como su cabeza están hechos de pura lana, y sus brazos hechos con ramitas, le dan un aspecto otoñal, que va muy bien con cualquier decoración navideña.

Por su precio, 4,28 euros, hasta puedes comprarte una pequeña familia de muñecos de nieve.

Fofucha de muñeco de nieve

Sí, las fofuchas ya son un clásico dentro de los tipos de muñeco. Parece mentira que con tan solo goma eva, y un poco de imaginación y destreza, se puedan crear muñecos tan dulces como divertidos.

¿Sabías que estos maravillosos muñecos vienen desde las lejanas tierras de Brasil? Sí, desde la tierra del candombe y la capoeria, una campesina comenzó con la producción artesanal de estos muñecos, que con el tiempo se impusieron en el mundo.

Y con goma eva puedes darles vida a los personajes que quieras, incluidos a los muñecos de nieve. Y lo que es mejor, nunca se derretirán.

Lo que distingue a este tipo de muñecos, es la dulzura que emana de sus rostros, donde los ojos lo dicen todo.

Muñeco de nieve para el jardín

Si tienes una casa con un bello jardín, o incluso, una pequeña terraza en tu piso, por qué no impregnarlos del espíritu navideño.

Y para eso, nada mejor que una figura de nieve de casi un metro de alto. Sí, puedo asegurarte que no pasará desapercibido.

Lo impresionante de este muñeco de nieve, realizado en PVC, es que en su interior hay una serie de lucecitas, por lo que de noche alumbrará tu espacio con una magia especial.

Eso sí, no se te ocurra robarle los skies, porque el muñeco de nieve puede ser muy simpático, pero es absolutamente egoísta con sus elementos.

Muñeco de nieve …y madera

Cuando piensas en un muñeco de nieve, ¿cómo te lo imaginas? Tengo poderes, así que he adivinado que te lo imaginas con un cuerpo formado por dos bolas de nieve y una enorme zanahoria por nariz.

Pero, la imaginación, por lo menos de los fabricantes, no tiene límites y por eso, han creado esta figura de muñeco de nieve realizado en madera, cuya altura es de algo de sesenta centímetros.

¿Lo más llamativo? Su acabado, con esa ropa de abrigo. Eso sí, podrás ubicarlo solo en el interior de tu vivienda.

Muñeco de nieve hinchable…solo para espacios grandes

¿Quine no ha soñado con tener en su jardín una inmensa figura hinchable de muñeco de nieve?

Piensa en el espacio, porque mide un metro sesenta de largo y algo más de setenta centímetros de ancho.  Y lo mejor, es que podrás colocarlos tanto en el interior como en el exterior.

Muñeco de nieve de felpa

Este muñeco de nieve me parece absolutamente adorable. Su cuerpo metálico está revestido por una felpa suave, que lo hace muy gracioso.

Un muñeco de nieve distinto, ya que se para sobre sus dos piernas, y tiene unos accesorios invernales, que le dan una personalidad única.

Ahora, además de comprar cualquiera de estos muñecos de nieve adorables y divertidos, también puedes crear tu propio muñeco de nieve.

¡No mires para otro lado! Te estoy hablando a ti. No importa si no tienes muchas habilidades o creatividad, porque este muñeco de nieve lo puede fabricar hasta un niño de cinco años, y esto te lo digo sin ningún tipo de exageración.

Imagínate, en apenas dos horas, mi sobrina pudo tener su propio muñeco de nieve y hecho por sus propias manos.

Así que anímate, que el espíritu navideño te guíe.

muñecos de nieve con calcetines

Cómo hacer tu propio muñeco de nieve de manera muy fácil

¿Te imaginas poder hacer tu muñeco de nieve con solo un calcetín? Sí, un material tan simple como ese.

Te prometo que será un proyecto fácil con resultados fantásticos. Te encantará esta actividad tan sencilla que puedes realizar con tus hijos más pequeños, y no tan pequeños.

Y lo que es mejor aún, es que no sirve solo como un objeto decorativo, también podrán jugar con él.

Materiales necesarios

  • Media blanca o calcetín blanco
  • Hilo / Cinta
  • Arroz
  • Pistola de pegamento caliente y barras de pegamento
  • Tijeras
  • Ropita en el caso de que se quiera vestir

Elaboración

  1. Llena el calcetín aproximadamente 2/3 con arroz. Usa el hilo para  cerrar el calcetín cerrado aproximadamente tres centímetros por encima del arroz.
  2. Divide el calcetín lleno de arroz casi a la mitad, cuidando que la sección más cercana a la parte superior, sea un poco más pequeña, ya que ésta será la cabeza del muñeco de nieve. Ata un trozo de hilo firmemente alrededor del calcetín donde dividiste en 2 secciones.
  3. Enrolla o dobla la parte superior y vacía la mitad del calcetín para que parezca un sombrero. ¡Ahora, puedes usar una variedad de elementos  para decorar tanto el cuerpo como la cara de tu muñeco de nieve!
  4. Añade complementos. Puedes pegar un pompón grande en la parte superior del sombrero, utilizar un pedazo de fieltro o tela de desecho y cortarla para que parezca una  bufanda. Para la boca, los ojos y la nariz puedes usar botones, pedacitos de tela, cuentas, o cualquier otra cosa que tenga a mano.

Ahora, ya tienes tu propio muñeco de nieve para sumar a tu colección.

¿Quieres conocer algunas historias curiosas con respecto al muñeco d nieve?

muñeco de nieve

Conclusión

Los muñecos de nieve, mucho más que una escultura de nieve

Y si tu intención es jugar en la nieve, ¿qué otra cosa harías sino convertirlo en una pelota? Y luego otra más, un poco más pequeña. Finalmente, le colocarás unas ramitas como brazos y nariz, y habrás creado una de las figuras más milenarias: el muñeco de nieve.

Mientras los humanos jueguen en la nieve, los muñecos de nieve persistirán, pero intentar descubrir dónde se construyó el primero es como tratar de localizar a la primera persona que estornudó, porque casi tan pronto como sucedió, desapareció.

Pero, a lo largo de la historia, algunos de nuestros amigos helados han sido más notables que otros. Y sus historias han sobrevivido mucho después de que los protagonistas se hubieran desvanecido.

¿Sabías, por ejemplo, que el primer muñeco de nieve fue judío?

Descubierto por Bob Eckstein para su libro, La historia del muñeco de nieve, la primera representación conocida de un muñeco de nieve se encuentra en un manuscrito de “El libro de las horas” de 1380.

El dibujo extrañamente antisemita presenta un muñeco de nieve judío derritiéndose cerca de un incendio, y el  pasaje adjunto describe la crucifixión de Jesús.

Pero las historias continúan. Mary Dillwyn tomó la primera fotografía de un muñeco de nieve en 1845, poco después de que se inventara la cámara fotográfica. Entonces, la primera foto de un muñeco de nieve también es una de las primeras fotos de cualquier cosa. 

Y hasta aquí llegó la historia, porque me reclama mi sobrina para jugar a las princesas de Frozen con el muñeco de nieve que acaba de crear.

¿Qué me dices? ¿Y si hacemos un muñeco…?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

¿No tienes cuenta? !regístrate¡

Crea tu cuenta y coleccióna rasgos y accesorios exclusivos para crear tus muñecos personalizados.

Inicia sesión con tu cuenta

Accede a tu colección de prendas