Los 13 Mejores Regalos para Niños de 8 Años

regalos niño 8 años

¡Tengo la cabeza como si el bombo de una orquesta militar hubiera estado tocando piezas musicales durante tres horas seguidas dentro de ella! Y la responsable es una de mis mejores amigas y su desesperación por encontrar el mejor regalo para su niño de ocho años.

No, no es el cumpleaños del peque. Tampoco quiere premiarlo por sus notas en el colegio. Es que con este tema de la pandemia por el Covid-19, los confinamientos, obligados o voluntarios, ya no sabe cómo entretener a su pequeño de 8 años.

Lo ha intentado de todo, y ya han agotado todos los antiguos juegos de mesa, los libros de cuentos infantiles durante años en la biblioteca y hasta las series y películas infantiles de Disney +. Pero nada, mi amiga necesita urgente encontrar varios regalos para su niño de 8 años, que logren entretenerlo, y la liberen a ella del estrés.

Y por eso, me ha llamado. Para que la ayude a encontrar esos regalos para niños de 8 años, que la ayuden a encontrar la tranquilidad perdida.

¿Por qué me llamó a mí? Porque soy la afortunada hermana de siete varones, o sea, que algo de los intereses de los niños sé. Crecí entre coches de juguete, carpas de indios, robots fabricados de forma artesanal con ollas y cucharas y pelotas de fútbol.

Claro que los tiempos cambian, y hoy es posible encontrar juguetes y objetos que capturen la atención de niños de 8 años, sin que tengas que renunciar a dejarle algo de herencia.

¿Quieres conocer qué regalos incluimos en la lista para atrapar el interés de los niños de 8 años? Sigue leyendo, porque algunos de ellos son realmente sorprendentes.

TOP 13 regalos para niños de 8 años

Un muñeco personalizado Eboomy, para los niños de 8 años interesados en el arte

Este fue el primer regalo para niños de 8 años que incluimos en la lista. ¿Por qué? Primero, porque el hijo de mi amiga ama el diseño. Sí, ¿quién dijo que solo las niñas sueñan con diseñar y crear objetos en tela?

Y segundo, porque la propuesta de Eboomy, es una propuesta lúdica. ¿Qué quiere decir esto? Que le permite diseñar y crear los niños sus propios muñecos, decidiendo en todo momento, qué aspecto final tendrá.

No me alcanzan las palabras para describir la alegría del hijo de 8 años de mi amiga, al ver en la página de Eboomy y darle rienda suelta a su imaginación. Creo que estuvo diseñando el primer muñeco, durante cuatro horas, no porque fuera difícil, ya que la interfaz es muy intuitiva. Sino porque el pequeño, se divertía probando todas las opciones de las características a su futuro muñeco achuchable.

Elegía una nariz grandota, y a los dos minutos, la cambiaba por una más respingada. Le ponía algunos mocos verdes en la nariz, ¡y bueno, para gustos los colores!, y después se arrepentía, y entre risas, decidía que unas gafas le quedaban mejor.

Mi amiga compartió varios vídeos y fotos por WhatsApp de su pequeño creando su propio muñeco personalizado de Eboomy , y créeme cuando te digo, que hacía meses que no notaba a ese pequeño tan feliz y entusiasmado.

Está tan entusiasmado con los muñecos Eboomy, que ha comenzado su propia colección, entre los que no faltan un vampiro, un pirata y un médico, todo un héroe en estos tiempos.

Y eso es posible, porque cada muñeco Eboomy tiene un precio de 19,90, un precio realmente bajo si colocamos en la balanza las horas que el pequeño pasa en el ordenador diseñando su propio muñeco, que le llegará en pocos días a la puerta de su casa, corporizado en un increíble diseño totalmente achuchable.

Mesa de tenis de mesa, para los niños deportistas

Una mesa de tenis de mesa es fácil de montar, ocupa poco espacio en el interior y es fácil de transportar y almacenar.

Además de que le permitirá a tu pequeño de 8 años, trabajar en la coordinación ojo-mano, toda la familia podrá establecer interesantes batallas familiares en los días de frío o lluviosos.

El único desafío: la pequeña superficie de la mesa requiere un poco de paciencia para aprender qué tan fuerte golpear la pelota.

Juego de dardos, un clásico de entretenimiento que no pasa de moda

Con un juego de dardos, podrás agregar un poco de competición saludable sin que tus paredes y muebles corran ningún tipo de riesgo.

Lo mejor de todo, es que podrás encontrar juegos de dardos seguros para niños de 8 años, ya que tienen imanes en las puntas en lugar de puntas afiladas.

Juego de baloncesto, para los que sueñan con llegar a la NBA

¿Necesitas que tu pequeño queme energía, para que tú puedas seguir teletrabajando con absoluta tranquilidad? Un juego de baloncesto, puede ser tu salvación, e incluso podrás encontrar en el mercado, aros que brillan en la oscuridad.

Estos juegos de baloncesto se montan fácilmente sobre una puerta y la parte trasera está acolchada con espuma para minimizar el daño de la puerta.

Juego de arcilla para modelar, para los futuros escultores

Podrás encontrar diferentes alternativas de kit de arcilla polimérica, para que puedan modelar extraterrestres, monstruos, animales y mucho más.

Además, algunos kits permiten que los niños puedan esculpir sin ningún tipo de supervisión o pueden crear figuras con la ayuda de una divertida aplicación instructiva.

¿Qué aprenderá tu pequeño? Algunas técnicas son muy divertidas, como introducir textura en las figuras.

Kit de Lego, el eterno entretenimiento

regalo niño 8 años

Lo admito. De pequeña les robaba a mis hermanos sus famosos Lego, para hacer mis propias construcciones fantásticas, donde no faltaba, por supuesto, el castillo de princesa.

Los tiempos cambian, pero la magia de Lego continúa. Podrás encontrar divertidos kits para regalar a tu niño de 8 años, como el famoso barco pirata, una nave grande y resistente, con elementos interactivos, como el camarote del capitán, cañones y velas móviles.

Muchos de estos kits, contienen más de 1.200 piezas, un desafío más que interesante para un niño de 8 años. Además, cada kit se acompaña de instrucciones para realizar hasta tres proyectos diferentes con las mismas piezas. Por lo que después del barco pirata, tu niño puede reutilizar las piezas para armar hasta una isla donde abundan las calaveras de aspecto espeluznante.

Además todos los kits de Lego son compatibles, lo que le permite a los niños construir todo un mundo de diversión.

Un edredón intergaláctico, para los niños que quieren llegar a la Luna

Tu pequeño sigue siendo tu niño, pero tal vez ese edredón que lo acompaña desde que tiene tres años, no es una de sus cosas favoritas.

¿Por qué no sorprenderlo con un edredón multicolor, con estampados y patrones que incluyen unicornios y sistemas solares que brillan en la oscuridad?

Nada mejor que un edredón con motivos espaciales para que tu pequeño se asegure un buen descanso, entre las estrellas.

Juego de mesa, una opción divertida de juego siempre vigente

Soy una defensora de los juegos de mesa, y a ultranza. La vida de un pequeño no puede pasar solo por las figuras de acción, las armas de plástico y PS4. ¡No, defendamos los juegos de mesa!

Porque nos permiten compartir horas en familia de sana diversión, y además, desarrollan algunos valores en los niños, como la observación, la estrategia y la cooperación. Un perfecto regalo para un niño de 8 años.

regalos para un niño de 8 años

Un microscopio, para los pequeños de 8 años que sueñan con ser científicos

¿Tu hijo está interesado en la ciencia? Si es así, es importante alimentar ese fuego temprano y dejarlo explorar.

Nunca se sabe, podrían inventar una vacuna que salve el mundo o ser los primeros en pisar Marte. Un microscopio es la manera perfecta para que experimente y expanda su mente curiosa. Tu hijo podrá observar objetos familiares, bajo la lupa y descubrir nuevas formas, mientras explora nuestro curioso mundo.

Muchos de estos microscopios incluyen una lente con un aumento de hasta 1200X y accesorios de hasta 49 piezas, es decir, todo lo necesario para realizar experimentos en el mundo real.

Walkie Talkies, para los niños de 8 años con alma de espías

Otro clásico regalo para un niño de 8 años, que es un juego imaginativo excelente tanto para interiores o al aire libre, y que abrirán la puerta a toneladas de aventuras.

Podrán explorar al aire libre, jugar al escondite por toda la casa o intentar acercarse sigilosamente a su hermano.  Podrá encontrar modelos que incluyen dos unidades equipadas con 22 canales y reforzadas por subcódigos CTCSS para la privacidad que protegerá a tu hijo.

Además, están diseñados con una pantalla retroiluminada, salida de sonido para auriculares y clip para sujetarlo al cinturón.

Terrario de dinosaurios, para los peques de 8 años con alma de paleontólogo

La verdad, esta opción me sorprendió, porque había escuchado mucho hablar de los terrarios, pero de terrarios de dinosaurios nunca.

Tu pequeño podrá construir el terrario, colocando el suelo, las rocas y la arena, para después agregar un dinosaurio feroz al ecosistema. Y cuando riegue las semillas, hará que crezca una exuberante jungla alrededor de su Velociraptor. Y por si fuera poco, al anochecer, una luz LED vibrante incorporada, mostrará al terrible dinosaurio.

El kit de terrario viene con todo lo que necesitas para construir esa selva jurásica en un frasco, incluido un modelo de dinosaurio Velociraptor y cuatro dinosaurios más pequeños.

Un coche a control remoto, para los niños de 8 años que sueñan con la velocidad

Y sí. No podía faltar en esta lista un coche a control remoto, de neumáticos anchos, diseñado para la velocidad. Otra gran clásico de los regalos para niños de 8 años.

Algunos de estos modelos permiten encender las luces delanteras, para iluminar el camino a seguir durante la noche, y un mando de dos palancas de 27MHz, simple y fácil de usar.

regalo para niño de 8 años

Un robot, para los niños de 8 años que se aburren con los amigos invisibles

¿A tu pequeño de 8 años le gustan los robots? ¡Bienvenida al futuro! Porque podrás encontrar algunos de los mejores robots del mercado, con respuesta de comando de gestos de mano, programación inteligente y función de patrulla.

Incluso tu niño se divertirá mirándolo dar vueltas sobre sus ruedas, cantar y bailar. Con una apariencia futurista y mucho potencial para los juegos imaginativos, un robot puede ser un regalo para un niño de 8 años muy exitoso.

Características que debes buscar en regalos y juguetes para niños de 8 años

Al elegir un regalo para un niño de 8 años, entran en juego varios factores. Algunos juguetes son más educativos, mientras que otros solo son divertidos. Lo ideal es que logres un equilibrio que se ajuste a tu presupuesto.

  • Interés: la mayoría de los niños de 8 años están desarrollando sus preferencias, pero aún sienten curiosidad por todo. También es fundamental prestar atención a lo que le interesa al niño, pero no temas ayudarlo a probar algo nuevo.
  • Durabilidad: los niños de esta edad suelen ser poco cuidadosos con los juguetes. Los juguetes duraderos hechos con materiales más robustos como madera, acero, plástico o tela probablemente se mantendrán mejor y durarán más. Y además, todos los juguetes hechos para niños deben ser seguros y estar hechos de materiales no tóxicos.

Los niños de 8 años ya no son niños pequeños y están desarrollando identidades fuertes y personalidades complejas. Han comenzado a ser más coordinados físicamente y competitivos, canalizando su energía en deportes y actividades al aire libre.

También pueden sentirse atraídos por afrontar desafíos más complejos y atractivos.

Conclusiones

El mejor regalo para un niño de 8 años, siempre será algo que los entretenga durante horas, y les permita desarrollar su creatividad. Y mientras tu hijo se entretiene, tú puedes recobrar un poco de serenidad, mientras lo observas disfrutar con su regalo.

Ese fue el caso de mi amiga, que guardó esta lista como si fuera un tesoro. Mientras tanto, su hijo de 8 años sigue ampliando su colección de muñecos Eboomy, estos geniales regalos personalizados baratos.

Y, ¿quieres  saber un secreto? El entusiasmo de ese pequeño de 8 años por los muñecos Eboomy es tan contagioso, que hasta empecé mi propia colección de muñecos personalizados. Además aproveché la idea para utilizarlo como regalo para una niña de 9 años.

Porque para la diversión sana no existe edad, ¿verdad?